Por un derbi gallego sin violencia

Soy viguesa y soy celtista, orgullosa. También soy, por supuesto, gallega. De ascendencia ourensana por parte de padre y lucense por parte de madre. De niña, siempre pasaba parte del verano en familia en A Coruña -me encantaba la Casa de las Ciencias, montar en los caballitos del Kiosko Alfonso, la Batalla de Flores en agosto y "pescar" camarones con cubo y pala en las rocas de la playa de Riazor-, donde más tarde viví un ano y después unos meses más. No me disgusta esa ciudad, no pienso que sea un lugar horrible ni que toda su gente sea digna de desprecio -alguna sí, como en todas partes-. De verdad que, pese a que muchos se resistan a creerlo, es posible. Lo que no me gusta, eso sí, es su equipo de fútbol.


Riazor (A Coruña), 1988. Con bañador rojo, la que escribe.

A donde quiero llegar con esto es a que entiendo y comparto la rivalidad deportiva. Entiendo que haya pique, que nos llevemos mal, que unos y otros queramos ganar. No entiendo los insultos, el odio ya no a los equipos -que tampoco- sino a las ciudades, la violencia de cualquier tipo. Por una parte es la festa del fútbol galego, por otra hace falta un tremendo despliegue policial y la gente del equipo rival - en este caso del Deportivo por jugarse el derbi en Balaídos- no puede llevar sus camisetas sin miedo. Contradictorio. Todos tenemos asumido que habrá incidentes, como siempre. Se convirtió en inevitable... o no.

Estos días escuchaba críticas más que comprensibles a la ctuación de la Ertzaintza que acabó con la vida de un aficionado del Athletic de Bilbao en el encuentro de la UEFA contra el Schalke 04. La brutalidad policial es injustificable, pero parece que nadie se plantea que este tipo de operativos no serían necesarios -y no habría riesgo de que llegasen a comportar tan dramáticas consecuencias- si aprendiéramos a vivir el fútbol como lo que es (yo y mis utopías, lo sé).

Hoy suscribo las palabras -y les robo el título para esta entrada- del comunicado conjunto que hicieron público las principales webs que siguen al Celta -delcelta.comelfutbolesceleste.commoiceleste.comnoticiascelta.com e siareiros.net- y me remito a lo que escribí yo misma aquí en los días previos al partido de ida en Riazor en el que, por cierto, los celtistas fueron recibidos a pedradas y, a su vez, lanzaron asientos.

Dicho esto, hala Celta y que lo disfrutemos!


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada