Cans, diez años sin perder la esencia del agroglamour


El Festival de Cans celebró su décimo aniversario


Personajes populares que aparecen en chimpines -pequeño vehículo de labranza adecuado para trabajar en pequeñas fincas, según su diccionario-, proyecciones en dependencias de casas particulares, coloquios en leiras y grandes dosis de música y humor. Es el Festival de Cans, en O Porriño, que estos días -al mismo tiempo que Cannes, cuya coincidencia en el nombre propició el nacimiento del evento gallego- celebró su décima edición. Dicen los que lo conocen bien que lo que le diferencia del resto es que es un festival para la gente y no para la industria. Lo decía Wyoming -una de las estrellas invitadas de este año- en un vídeo promocional con Gonzo y lo dice su director, Alfonso Pato (reproduzco al final del post una entrevista que tuve oportundiad de hacerle días atrás). Las imágenes de esta entrada fotográfica que le quiero dedicar hoy a Cans lo corroboran:



Este año se estableció el "can" como moneda del Festival.


Coloquio de Juanma Bajo Ulloa, bajo un sol de justicia, en la leira de Alicia. Criticó duramente
 a la industria actual, donde "no se hace cine, sino películas; y hay directores y realizadores, pero
 no autores". Explicó también cómo se tiende a victimizar a la mujer, motivo de que su proyecto de Airbag
 femenino no haya salido adelante ("no querían mujeres tontas, y las hay tontas igual que hombres",
 vino a  explicar). También alució a Mario Casas y María Valverde, pertenecientes al "grupo de
actores que no saben hablar".






Imágenes correspondientes al desfile de chimpines.



El Gran Wyoming fue aclamado al grito de "Wyoming presidente"
Wyoming fue aclamado al grito de "¡presidente!".

Tony Lomba -ataviado con estos peculiares atuendos- deleitó al público con
estribillos como "Alfredo Landa, el cine no es nada sin Alfredo Landa",
"por favor, hazme una mamada", "sujeto y predicado", "España, bandera"
(foto derecha) o el himno compuesto para este décimo aniversario:




Lomba actuó ante un Torreiro abarrotado que no lo estaría menos
por la noche con la actuación de El Gran Wyoming:


Foto: @marcos_metro



Unax Ugalde, Xabier Fortes, Juanma Bajo Ulloa, Cristina Pato
El jurado estuvo formado por Xabier Fortes, Juanma Bajo Ulloa, Cristina Pato,
Unax Ugalde, Mara Sánchez, Patricia Vázquez y Xavier Villaverde.

Flores para Amelia, Calquera infinito posible, Sangre de unicornio, Mal de sangre
Cuatro cortos acapararon los premios: Flores para Amalia, de Nani Matos y protagonizado por Mela Casal y Gonzalo
Uriarte
fue el mejor corto de ficción para público y vecinos de Cans, mientras que el jurado reconoció a Calquera infinito posible, de Roi Fernández, merecedor también del galardón a la mejor banda sonora. Sangre de unicornio fue
el mejor corto de ficción y las mejores interpretaciones correspondieron a Carlos Blanco y Helena Miquel,
ambos por Mal de sangre, de Pedro Díaz.


Homenajeados con el premio de Honor Pedigree
Emulando al Boullevard hollywoodiense, cans cuenta con
el Torreiro das Estrelas (en la imagen, la de Luis Tosar). Este año
se añadieron la de Bajo Ulloa y la de Manuel Manquiña, premio Pedigree.
Este galardón de Honor lo recibieron antes Morris, María Pujalte, Ernesto
Chao
, Xavier Villaverde, Chete Lera, Antón Reixa, Mabel Rivera,
Celso Bugallo y el propio Tosar.

Fotos: Cuentas de Facebook y Twitter del festival.

Entrevista con el director del Festival de Cans, Alfonso Pato

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada