viernes, 17 de abril de 2015

Desfachatez

Desfachatez significa, según el diccionario de la Real Academia Española, "descaro, desvergüenza". Y a mí es la primera palabra que me sale cuando pienso en Rodrigo Rato, detenido esta semana acusado de haber cometido varios delitos fiscales (fraude, alzamiento de bienes y blanqueo de capitales). No hay que olvidar tampoco el caso Bankia, por el que fue imputado.

Estamos hablando del exvicepresidente del Gobierno, ministro de Economía y exdirector del Fondo Monetario Internacional, gran amigo de José María Aznar -su llamativo silencio se ha comentado mucho estos días- y artífice para algunos del "milagro español".

Esta es una de esas ocasiones en que opto por un resumen de lo visto en Twitter como mejor manera de reflejar este asunto. Las redes tiran de humor como casi siempre, aunque revestido de una indignación a la que contribuye también, por ejemplo, el tuit del PP con el que empiezo o las declaraciones de la vicepresidenta Sáenz de Santamaría -y de otros miembros del partido- incidiendo en desligar lo ocurrido de su etapa como cargo público ("Estamos ante una investigación particular, no ante hechos relacionados con el cargo que ya no tiene en el ámbito público", dijo).













No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada