martes, 31 de julio de 2012

La lupa de los tuiteros

Una de mis primeras entradas en este blog fue sobre las meteduras de pata de los famosos en Twitter. Con el tiempo he ido reflejando también algunas otras que, sin producirse en la propia red social, han trascendido o han adquirido más relevancia gracias o a través de ella. Es un fenómeno tan extendido que cada vez son más frecuentes las noticias del tipo "Los tuiteros se ceban con..." o "(fulanito), nuevo blanco de las críticas en Twitter".


Este tuit de Bisbal propició multitud de burlas a principios
de 2011. Fue uno de los casos más comentados.

Hay veces, obviamente según mi opinión, en que está bien y es un instrumento útil para que ciertas conductas no pasen desapercibidas -tampoco sé hasta qué punto, pues aunque a los que usamos Twitter a veces se nos olvida, hay mucha gente, también jóvenes, que siguen viviendo ajenos a lo que se comenta allí-. Se me ocurren, entre las más recientes, el "que se jodan" de Andrea Fabra en el Parlamento o las perlas de Marta Sánchez en el programa de María Teresa Campos sobre las manifestaciones contra los recortes.


Las periodistas recibieron críticas por la retransmisión de la apertura de los Juegos
Paloma del Río y María Escario -en la imagen, recogiendo
la Medalla al Mérito Deportivo que se les concedió el
pasado octubre
- se convirtieron en protagonistas
en la retransmisión de la ceremonia de apertura de los
 Juegos de Londres 2012 el viernes.

Pero lo cierto es que a veces -no así en el punto de partida de los ejemplos anteriores- tengo la impresión de que se sacan un poco las cosas de quicio. Pienso, por ejemplo, en la cobertura de los Juegos Olímpicos por parte de TVE. Ya en la ceremonia de apertura se puso verde a María Escario por errores como presentar la actuación de "un coro de niños sordomudos" -este, además, se le atribuyó pese a ser su compañera Paloma del Río quien realmente lo dijo- o justificar la salida de España en uno de los últimos lugares en el desfile al guiarse este "por el alfabeto inglés". (A ambas se unió al día siguiente la comentarista de natación, Julia Luna, al llamar "mataos" a los participantes de la primera serie de una prueba, en este caso sin saber que estaba ya en el aire).


Escario responde a las críticas
Respuesta de María Escario desde su propia cuenta de Twitter
a las críticas recibidas a través de esta vía.

Creo que son errores normales hasta cierto punto -atribuibles a simples despistes en una retransmisión larga, y que incluso se agradecen para echarse unas risas. También para comentarlo en Twitter, por qué no, pero sin aprovecharlo para desacreditar a un profesional, derivando incluso en ataques a su supuesta condición sexual. Esto mismo podría aplicarse a Sara Carbonero, que fue objeto de críticas fundadas de las que participé, pero que reconozco que a veces también iban demasiado lejos, cayendo en el ensañamiento.

El caso es que los tuiteros están a la que salta y tienen -tenemos- una lupa que todo lo agranda, en ocasiones de forma desproporcionada. Y que conste que no pretendo con esto defender a María Escario, una periodista a la que ya nunca pude dejar de asociar a este episodio -aquello sí lo considero grave, por eso aprovecho para recordarlo- desde el mismo día en que se produjo: 


Escario, ante la multitud que esperaba a la selección española
 tras la victoria en la Eurocopa y un comentario de uno de sus compañeros 
sobre que algunos de los ciudadanos presentes eran de nacionalidad ecuatoriana
 y colombiana, ella responde: "¿Has echado en falta algo en los bolsillos?".

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada